María

El huracán María nos afectó a todo de muchas maneras diferentes. A mí me afecto de la siguiente manera. Mi familia y yo pasamos el huracán en casa de mi abuela, en Carolina. Una semana después del huracán fuimos para nuestra casa y tuvimos que caminar sobre calles inundadas, llenas de sucio y ratas nadando. Cuando llegamos a nuestra casa vimos que los vientos se llevaron los techos de las dos terrazas, más que se metió agua dentro de la sala.

 

 

 

La realidad es que este huracán me enseñó lo que es vivir sin tecnología otra vez. Me enseñó a salir de la casa para correr bicicleta, jugar con mis vecinos y hablar con la familia. Me sentí como un niño otra vez. Se veían las estrellas en la noche y era hermoso. Esto me trajo al pasado, pero no quiero que vuelva a pasar.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s